¡Oferta!

CARBON ACTIVADO x 70 CAPS – NUTRESALUD

Original price was: $15.000.Current price is: $12.000.

Carbón Activado. Cada Cápsula contiene 450 mg de carbón vegetal activado. 1 a 2 cápsulas 3 veces al día. Digestivo, blanqueador, agrieras

Descuentos especiales en cantidades
Quantity Discount Precio final
2 5% $11.400
3 - 5 10% $10.800
6 + 20% $9.600
SKU: 070323 Categoría:

Descripción

El carbón activado o carbón activo es un elemento poroso que atrapa compuestos, en primer lugar, orgánicos, presentes en un gas o en un líquido. Lo hace con tal efectividad, que es el purificante más utilizado por el ser humano.

Por otro lado, los compuestos orgánicos se derivan del metabolismo de los seres vivos, y su estructura básica consiste en cadenas de átomos de carbono e hidrógeno. Entre ellos se encuentran todos los derivados del mundo vegetal y animal, incluyendo el petróleo y los compuestos que se obtienen de él.

A la propiedad que tiene un sólido de adherir a sus paredes una molécula que fluye, se le llama “adsorción”. Al sólido se le llama “adsorbente” y a la molécula, “adsorbato”.

Carbón Activado. Cada Cápsula contiene 450 mg de carbón vegetal activado. 1 a 2 cápsulas 3 veces al día. Digestivo, blanqueador, agrieras

Para que sirve el carbón activado?

Carbón activado

El carbón activado va a ser considerado como el “antídoto de tipo universal” para muchas salas de hospitales y urgencias.

Una de las aplicaciones más interesantes es la utilizada en las salas de urgencias de los hospitales. Los envenenamientos y e intoxicaciones por productos orgánicos es algo muy común. El carbón activado se prepara en una suspensión acuosa y se suministra de manera oral o nasogástrica. También viene en cápsulas para fácil administración oral. Cuando el CA llega al estómago e intestinos adsorbe el toxico que se encentra en estos órganos y posteriormente hace una purificación de la sangre en el intestino, en donde adsorbe de la sangre que pasa por la pared intestinal el toxico que circula en nuestro cuerpo.

En uso clínico el Carbón activado se usa para:

Carbón activado

  • Tratamiento de las intoxicaciones agudas por sobredosis de medicamentos o ingestión de productos tóxicos en niños de cualquier edad y adultos. Las formas farmacéuticas que tienen esta indicación son el granulado para suspensión oral, y la suspensión oral en sí mismas (con glicerol en su composición). Indicadas en intoxicación por: preparados de liberación sostenida o retardada, carbamazepina, dapsona, digoxina, paraquat, fenobarbital, quinina, Amanita phalloides. No indicadas en intoxicación por: sales de hierro, litio, sales de potasio, etanol, metanol, etilenglicol, cáusticos, fluoruros, disolventes orgánicos, mercurio y sus sales, plomo y sus sales.
  • Tratamiento sintomático de los procesos diarreicos inespecíficos a partir de los 12 años.
  • Alivio sintomático de los gases (aerofagia, meteorismo, flatulencia) a partir de los 12 años.

Usos en la industria Naturista

– Salud renal

Es posible que el carbón activado ayude a la función renal al filtrar las toxinas y medicamentos no digeridos.

El carbón activado parece ser especialmente efectivo para eliminar las toxinas derivadas de la urea, el principal producto secundario de la digestión de proteínas.

Se requiere más investigación, pero algunos estudios en animales demuestran que el carbón activado puede ayudar a mejorar la función renal y reducir el daño y la inflamación gastrointestinal en las personas con enfermedad renal crónica.

En un estudio de 2014, ratas con enfermedad renal crónica inducida recibieron 4 gramos (g) por kilogramo por día de una preparación de carbón activado oral. Los investigadores determinaron que los animales tuvieron reducciones significativas en la inflamación y daño intestinal.

– Gas intestinal

Se considera que el polvo del carbón activado puede interrumpir el gas intestinal, aunque los investigadores todavía no comprenden cómo.

Los líquidos y gases atrapados en el intestino pueden fácilmente pasar a través de los millones de diminutos agujeros en el carbón activado y es posible que este proceso los neutralice.

En un estudio de 2012, una pequeña muestra de personas con un historial de gas excesivo en sus intestinos tomó 448 miligramos (mg) de carbón activado tres veces al día durante 2 días antes de realizar exámenes de ultrasonido intestinal. También tomaron otros 672 mg en la mañana del examen.

El estudio demostró que los examinadores médicos pudieron ver con más claridad ciertas partes de algunos de los órganos que deseaban identificar con el ultrasonido, mientras que el gas intestinal los habría oscurecido sin el tratamiento.

Además, en un 34% de los participantes que recibieron carbón activado para reducir sus gases, mejoraron los síntomas.

En un estudio de 2017, todas las personas que tomaron 45 mg de simeticona y 140 mg de carbón activado 3 veces al día durante 10 días, todas reportaron una reducción significativa en el dolor abdominal sin efectos secundarios.

La investigación todavía es limitada, pero un panel de informes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en inglés) informa que no existe suficiente evidencia para apoyar el uso de carbón activado para reducir la acumulación de gas excesivo.

No hay instrucciones determinadas para usar el carbón activado como tratamiento para los gases intestinales, pero la EFSA recomendó tomar al menos 1 g 30 minutos antes y después de cada comida.

– Diarrea

El carbón activado puede tratar la diarrea.

Dado su uso como absorbente gastrointestinal en casos de sobredosis y envenenamientos, tiene sentido que algunas personas propongan el carbón activado como tratamiento para la diarrea.

En una revisión de 2017 de los estudios recientes sobre el uso del carbón activado para la diarrea, los investigadores concluyeron que podría impedir que el cuerpo absorba las bacterias y los medicamentos que causan diarrea al atraparlos en su superficie porosa y texturizada.

Aunque se indica como un tratamiento adecuado para la diarrea, los investigadores también notaron que el carbón activado tenía algunos efectos secundarios, especialmente en comparación con los medicamentos antidiarreicos comunes.

– Cuidado de la piel, desodorante y blanqueamiento dental

Los investigadores han reportado que el carbón activado puede ayudar a eliminar las micropartículas como el polvo, tierra, químicos, toxinas y bacterias de la superficie de la piel y así facilitar su eliminación.

Varios desodorantes de carbón activado están ampliamente disponibles. El carbón puede absorber los olores y gases dañinos, lo que lo hace ideal como un desodorante para las axilas, zapatos y refrigeradores. También se reporta que el carbón activado puede absorber el exceso de humedad y controlar los niveles de humedad a un nivel micro.

– Infecciones de la piel

En todo el mundo, muchos profesionales de la medicina tradicional usan el polvo de carbón activado hecho de cáscara de coco para tratar las afecciones de tejido blando, como infecciones de la piel. El carbón activado puede tener un efecto antibacterial al absorber microbios dañinos de las heridas. Varios se encuentran disponibles comercialmente.